Rss Feed Tweeter button Facebook button
Inicio » Nivel 1 (Fácil), Pasta

Pasta Negra con Gambas y Roquefort

15/04/2011 No Hay Comentarios

 
Como es habitual cada día, durante el descanso de la comida nos vamos a comer a casa de Fátima. Allí dependiendo del día o bien nos da por innovar y hacer cosas nuevas en la cocina, o si no tenemos muchas ganas de hacer nada, o la nevera no acompaña, con los tupper de nuestras madres nos apañamos.

Dada nuestra nueva afición por la comida, la tía de Fátima quiso ser partícipe en nuestro conocimiento de la cocina, y nos hizo llegar espaguettis negros.
Nunca los habíamos probado, ni siquiera nos habíamos planteado nunca comprarlos. Así que aprovechando la ocasión nos decidimos a hacerlos.

La pasta negra tiene ese color porque está hecha con tinta de sepia. Pero si os soy sincera, a sepia no sabe, la tinta simplemente es lo que le da color.

Aprovechando lo de la sepia, como no sabíamos a qué iban a saber, pensamos en hacer una salsa con algo de marisco. No nos pegaba acompañarla con ninguna salsa de tomate, así que iniciamos la búsqueda internáutica con el fin de encontrar algo que nos llamara la atención para acompañar a esos espaguetis tan poco convencionales.

Al final encontramos algo que nos gustó e hicimos el experimento:

ESPAGUETIS DE SEPIA CON SALSA DE GAMBAS Y QUESO AZUL

Pasta Negra con Gambas y Roquefort (Queso azul) Ingredientes Pasta Negra con Salsa de Gambas y Queso Azul
   
   
   

PASO 1: Cocer la pasta. (Realizaremos este paso al mismo tiempo que preparamos la salsa)

  • En primer lugar pondremos el agua a calentar para cocer los espaguetis. Lo ideal es echar 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta. En nuestro caso tendríamos que poner 3 litros en la olla y dejarla calentar hasta que llegue al punto máximo de ebullición.
  • Una vez empiece a hervir echamos un puñadito de sal por cada comensal, o por cada 100 grs de pasta, y ponemos los espaguetis esparcidos por la olla formando un abanico. Subimos la temperatura del fuego, siempre que sea posible, para mantener la ebullición y removemos de vez en cuando durante la cocción. Dejamos que se haga durante el tiempo que indica el fabricante y la escurrimos sin echarle agua fría.
  • Cuando hayas escurrido bien la pasta puedes echarle un poco de aceite para que nose pegue, e inmdiatamente apartarla en los platos para añadirle la salsa que habremos elaborado mientras que la pasta se hacía.

 
PASO 2: Hacer Refrito para la Salsa

  1. Cortamos la media cebolla y los dos dientes de ajo en trozos pequeños.
  2. Echaremos varias cucharadas de aceite de oliva en una satén mediana y lo calentaremos a fuego medio, para a continuación incorporar la cebolla y el ajo troceado.
  3. Refreímos todo, y esperamos hasta que la cebolla se ablande sin llegar a dorarse mucho. Para agilizar este paso se puede echar un poco de sal al refrito para que se poche con más facilidad.
  4. Cuando la cebolla y el ajo queden bien pochados, añadimos el chorrito de coñac, o brandy, y dejamos que se consuma.
  5. Añadimos las gambas, subiendo un poco el fuego para saltearlas, y esperamos a que queden de color blanquecino. Si las gamas son congeladas, y no las has descongelado previamente, habrá que dejar que se consuma todo el agua, aunque estén echas, para a continuación echar la nata.
  6. Incorporamos el brick pequeño de nata al refrito, ponemos todo a fuego medio, y esperamos a que la nata se caliente, removiendo de vez en cuando. Cuando adquiera temperatura (se notará porque saldrán burbujitas como si fuera a empezar a hervir poco a poco y empiece a espesarse) se añade el queso azul, o roquefort, o el que desees, y se mueve constantemente hasta que el queso se derrita y se ligue con el resto de la salsa.

 
PASO 3: ¡A comer!

  • Apartamos la salsa mientras se termina de cocer la pasta, da tiempo a hacer las dos cosas a la vez y acabar justo a tiempo para que no se espere demasiado a que una de las dos cosas que hemos hecho se enfríe.
  • Tras escurrir bien los espaguetis apartamos una ración a cada uno en su plato, cuando aún está caliente, y le añadimos en el centro la salsa de gambas y queso.
  • Echamos por encima de la salsa un poco de nuez moscada rallada, para aromatizar, y queso en polvo, o rallado, al gusto.

¡Y listo para comer!
 
 
 
RECOMENDACIONES:

– Echa la sal y la pasta cuando el agua esté en plena ebullición.

– No hace falta que eches aceite en el agua para cocer la pasta, es un falso mito. Si fuera necesario, para que no se te pegue, puedes echarle un chorrito cuando la pasta esté escurrida.

– Para que la pasta no pierda su sabor, no la enfríes con agua. Hazlo solo cuando la vayas a utilizar para hacer ensaladas.

Puedes compartir en:

Deja tu Comentario

Añade tu comentario a continuación, o haz trackback desde tu sitio. También puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar los siguientes tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>