Rss Feed Tweeter button Facebook button
Inicio » Nivel 0 (Muy Fácil), Salsas y Aliños

Tomate Frito fácil (como el de lata)

28/02/2015 No Hay Comentarios

 
Me he permitido el lujo de colgar esta receta porque creo que a muchos de los que se encuentran fuera de España, como yo, les va a venir bien.

Una cosa que echamos de menos nada más salir de nuestro país es la gastronomía, dejamos a un lado la dieta mediterránea y nos aventuramos a vivir en un mundo en donde cosas tan simples como el Colacao, la Fanta de limón o el Tomate frito tipo Orlando o Apis dejan de existir, y tenemos que aprender a vivir sin ellos cambiándolos por cacao soluble en agua (hot chocolate), refrescos de limón sin gas o, en el caso que nos ocupa, tomate triturado sin sabor (o Italian Passata), al menos en Inglaterra, supongo que en cada país será un mundo.

Fue entonces cuando empecé a experimentar diferentes formas de cocinar ese famoso tomate triturado hasta que di con la receta que más se puede asemejar al tomate frito que conocemos de toda la vida, o al menos eso es lo que nos parece a nosotros.

 

INGREDIENTES:

* 3 Cucharadas de Aceite de oliva Virgen Extra
* 1 Diente de ajo grande
* 1 brick de tomate triturado (500 grs)
* 1/4 de pastilla de caldo de ave (tipo Avecrem)
* 1 Cucharadita colmada de azúcar moreno
* 1 poco de Sal

Tomate Frito fácil
   

 

PASO 1: Sofreir el ajo

En un cazo ponemos a calentar a fuego medio tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Cuando el aceite esté caliente añadimos el diente de ajo entero, que habremos estrujado previamente (lo podéis hacer con la parte posterior de la palma de la mano presionando el diente de ajo sobre la encimera, o con la ayuda de la hoja de un cuchillo).

MUY IMPORTANTE: El ajo debe de estar bien estrujado para que suelte la mayor cantidad de sabor al aceite.

Dejamos que se haga a fuego lento, teniendo en cuenta que el ajo debe estar todo el rato en contacto con el aceite.

TRUCO: Como los cazos que tengo en casa suelen estar un poco abombados por el centro el aceite no se esparce bien por el cazo. Yo lo que hago es girar el cazo hacia un lado, de esta forma todo el aceite caliente se acumula y llega a cubrir el diente de ajo.

Relleno Bollos de Leche

Cuando el ajo quede doradito pasaremos al siguiente paso.

 

PASO 2: Feir el tomate

Una vez el aceite se haya impregnado con el sabor del ajo, será el turno de añadir el tomate triturado, removiendo bien para que se mezcle bien con el aceite.

A continuación añadimos el trocito de pastilla de caldo de ave, removeremos bien y lo dejamos a fuego bajo durante unos 5-10 minutos.

 

PASO 3: Añadir el azúcar

Pasado el tiempo añadiremos la cucharadita de azúcar, removiendo bien. A continuación echaremos sal al gusto, probando para dar con el punto deseado. Dejamos a fuego bajo otros 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

A TENER EN CUENTA: Yo personalmente prefiero el azúcar moreno porque endulza más y necesitas menos cantidad para acabar con la acidez, pero puedes usar azúcar blanca también, teniendo en cuenta que tendrás que ir probando e ir añadiendo más hasta conseguir ese sabor característico a tomate de lata.

 

PASO 4: Servir o guardar

Nuestro tomate estará listo una vez transcurrido el tiempo. Remueve bien antes de servir, busca el ajo que habíamos dejado y retíralo (no vaya a ser que a alguien se lo coma sin querer).

Podrás utilizarlo para lo que desees: pastas, pizzas caseras, bocadillos, rellenos de empanadas, etc…

También tienes la opción de hacer grandes cantidades, teniendo siempre en cuenta las proporciones, y congelarlo en tuppers para usarlo siempre que desees.

 

Espero que os sea útil y que os guste el resultado.

 
 

Puedes compartir en:

Deja tu Comentario

Añade tu comentario a continuación, o haz trackback desde tu sitio. También puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar los siguientes tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>